Laboratorios de Vaupés

El Arrocito En Bajo: Prácticas Artísticas y Cultura Alimentaria

Coordinador Santiago Monge

Santiago Andrés Monge Guzmán

 

Santiago Andrés Monge Guzmán

 

Santiago Andrés Monge Guzmán
En el 2002 terminó estudios de Artes Visuales en la Pontificia Universidad Javeriana y en el 2005 la Especialización en Estudios Culturales en la misma Universidad.
Del 2007al 2011trabajó como Profesor de la Cátedra Dibujo IV en la Universidad Jorge Tadeo Lozano. Ha realizado Proyectos Pedagógicos y Comunitarios en Medellín y Girardot, como Tallerista del Banco De La República.

Sus proyectos destacados han sido, entre otros: en el 2003 la exposición Un Caballero No Se Sienta Así, Galería Santa Fé, Bogotá; en el 2005 Yo No Soy Esa, Galería Santa Fé, Bogotá; en el 2013 Burlesque, El Palomar, Barcelona-España.


 

Proyecto Pedagógico

El arrocito en bajo: Prácticas artísticas y cultura alimentaria..

Sede

  Mitú / Departamento del Vaupés.

Participantes

Perfil de participantes esperados: 25 participantes, estudiantes de Artes, docentes, amas de casa, cocineros, cocineras, interesados / as en el tema.

Duración

 3 meses

Apoyo institucional

Ministerio De Cultura De Colombia / Entre las Artes

 

Coordinación local

Santiago Monge

{/supertable}

Presentación del Laboratorio

Esta propuesta busca acercar a los participantes a las prácticas artísticas aplicadas a la vida cotidiana, vinculadas a vivencias cotidianas más amplias. En este caso, se propone relacionar la práctica creativa y artística con los hábitos alimenticios de cada uno de los participantes.

Teniendo en cuenta que la institucionalización del arte ha motivado a que las personas vean al arte contemporáneo como algo lejano y difícil de entender, es importante en esta propuesta que un hábito cotidiano como el de comer, el de alimentarse, acerque de nuevo el arte al diario vivir del contexto inmediato.

El contexto local, la familia, la ciudad, el departamento del Vaupés, el país, se enriquecen al fortalecer las prácticas culturales y artísticas que surgen cuando se les presta atención y se miran con otros ojos los acontecimientos de la vida cotidiana. Esto permite descubrir formas de resolver problemas creativamente e ir configurando y realizando proyectos artísticos.

A través de la conformación de un diario alimentario, se espera que cada participante y/o grupos de participantes identifiquen sus motivaciones e inclinaciones y que sean capaces de elaborar a partir de estas elabore un proceso de carácter creativo.